Mensaje

X

TRANSFORMA TU FÍSICO
TRIPLICA TU RENDIMIENTO

Ahora con la información correcta, podrás tener el cuerpo que siempre has deseado

Únete a más de 30.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos

3 Ejercicios prácticos para volver a tener fuerza de voluntad para hacer la Dieta

3 Ejercicios prácticos para volver a tener fuerza de voluntad para hacer la Dieta

3 Ejercicios prácticos para volver a tener fuerza de voluntad para hacer la DietaconsiHaz click aquí para no perderte los nuevos programa de Más que en Forma en iTunes. Cada semana un nuevo programa.

En este Programa hablo sobre:

  • 3 Casos comunes por los que perdemos la fuerza de voluntad pasados unos meses pese a haber obtenido resultados.
  • 3 Ejercicios prácticos para recuperar la fuerza de voluntad.
  • ¿Siempre es posible recuperar la fuerza de voluntad?
  • ¿Qué hacemos si es imposible recuperarla pese a todo?

Ya he hecho hablado un par de veces sobre esto en otros programas, pero es algo muy recurrente y el principal motivo por el que no se consiguen el físico que deseamos y mantenerlo durante años.

Y es que mantener la motivación durante años para llevar un plan de alimentación saludable y entrenamiento todas las semanas sin fallar y no ir cayendo poco a poco en un declive continuo de dejar de hacer la dieta y entrenar es algo muy común.

¿Por qué ocurre esto?

Muchas veces nos preguntamos esto. Si he estado haciendo durante meses la dieta y entreno, ¿Por qué ahora no soy capaz de hacerlo?

Hay varios motivos que suelen ser los más comunes.

Uno de ellos es porque pasada la novedad de esas mejoras cada mes, empezamos a ver demasiado lejano nuestro objetivo y esas mejoras que vemos cada 15 días ya no es suficiente motivación para continuar.

Es como cuando pasamos de un seat Ibiza a tener un jaguar con unos meses de trabajo. Esos primeros meses que tenemos el jaguar estamos super emocionados por el cambio, pero luego nos acostumbramos al jaguar y ya no le damos valor, incluso aunque vayamos mejorando varias cosas de él como las llantas, los espejos retrovisores y otras mejoras.

Entonces, empezamos a descuidar el coche y no hacerle las revisiones, a no lavarlo, incluso no ponerle aceite y maltratarlo metiéndolo en los sitios que no deberíamos y el objetivo final de tener un bentley lo vemos demasiado lejano.

Con la dieta y entrenamiento nos empieza a pasar igual: empezamos a descuidarnos y empeorar nuestra condición física e igual con el entrenamiento sin hacer todas las sesiones e incluso a entrenar de una forma mucho más light sin la intensidad que solíamos entrenar antes, dando como resultado un empeoramiento de nuestro físico.

Otro motivo más común es porque nos sacan de nuestra rutina y no nos adaptamos a ello porque nos dejamos de hacer responsables de nuestra alimentación y entrenamiento.

Por ejemplo, cuando una familia se va a casa de sus suegros una temporada y la suegra es la que cocina en la casa y comemos los que comen todo en la casa.

En una fase de adaptación, un comportamiento natural para la integración, es seguir las normas de la mayoría o de comunidad, en este caso, si en esa casa y todos comen lo que prepara la cocinera, los invitados siguen el comportamiento de comer lo que la anfitriona prepara.

Y esto es algo normal y no pasa nada si dura un día o dos pero cuando pasas un verano entero en casa de los suegros, o adáptalo a tu caso personal donde estés fuera de tu rutina, si sigues yendo con la corriente y con lo que hacen los demás, el desastre a las pocas semanas sobre tu físico es inevitable.

Otro motivo es porque derivamos nuestra ansiedad y estrés que se ha incrementado durante unas semanas por motivos personales y profesionales a comida basura.

En este caso, ya he hecho varios programas sobre cómo solucionar el problema del hambre emocional o hedónica de ejercicios prácticos de coaching para dejar de tener este comportamiento insano, pero en los otros dos casos, ¿cómo lo solucionamos?

En el primer caso en el que la persona va de repente muy lejanos sus objetivos y ya no ve valor en el avance que sigue teniendo cada 15 días siempre que hace bien la dieta y el entreno es volver al mindset del principio que le hizo tener éxito los primeros meses y volver a preguntarse por qué quiere conseguir ese físico que desea, qué de malo tendría no conseguirlo y qué de bueno tendría conseguirlo en su vida y cómo se sentiría al tenerlo, apuntarlo en un papel, verlo y visualizarse con su meta conseguida varias veces al día.

Tras ello, es realizar otro ejercicio que consiste en trazar una línea de objetivos de dónde partió, los resultados e imprimiendo las fotos con peso y medidas cada 15 días en la pared y dónde está actualmente y aunque sea hipotético y no sepamos exactamente cuándo conseguiremos el físico que deseamos, completar la línea con el avance hipotético de objetivos cada 15 días dando lugar a la fecha en la que llegaremos a la meta.

Poneos por ejemplo que yo quiero ganar 20kg de músculo y llevo 2 años donde he conseguido 10kg de músculo, he empezado a perder la motivación y dejándome con la dieta y he perdido 2kg de los 10kg que gané, pues trazaría una línea con mis fotos cada mes o 15 días de lo conseguido y a día de hoy pondría que me faltan 12kg para llegar a donde quiero con el físico que quiero e incluso pondría una fotografía de alguien similar a como me gustaría estar, y lo pondría al final de la línea. Al ritmo al que he ido, pondría que para ganar esos 12kg de músculo tardaría otros 3 años más, a unos 4kg por año, 2kg cada 6 meses, 1kg cada 3 meses, y algo menos de medio kilo por mes de peso corporal. Y este gráfico de cómo estoy y la foto final de como quiero estar, lo veremos todos los días y debajo de ello, de nuestra foto con nuestra meta con cómo nos sentiremos y nos aportará que hicimos en el ejercicio uno.

Puede que hayamos infravalorado al principio cuándo íbamos a conseguir nuestro objetivo y realmente se tarde más de lo que habíamos calculado: para ello, te recomiendo que escuches el programa que dediqué a cómo marcarte objetivos para conseguir el cuerpo que deseas de forma realista y así no pases por esta situación.

Escuchando el programa con objetivos realistas y haciendo este ejercicio de la línea de meta, tendremos un cálculo más real, aunque siempre aproximado de cuándo conseguiremos nuestro objetivo. Y piensa que aunque hubiéramos llegado mucho antes, la dieta y entreno tienes que seguir haciéndola de por vida si quieres disfrutar de ese físico como todos queremos.

Y por último, para recuperar esa motivación todo empieza con un paso y recuperar la adherencia suele conseguirse tras pasados unos 30 días, por lo que para motivarnos y vernos como ganadores, ya que al llevar unas semanas a la deriva con la dieta y el entreno puede que hayamos dejado de confiar en nosotros mismos que vamos a ser capaces de volver a hacer lo que ya hicimos en su día, apuntar lo que comer en una pizarra durante toda la semana igual que los días que tenemos que entrenar como un objetivo y cada vez que cumplamos, ponerle una estrella, y funciona mucho mejor impreso que en una app, ponlo en tu habitación o nevera y visualízalo todos los días.

En cuanto hayas cumplido con algunas comidas y entrenamiento, te sentirás como un ganador y que todo es posible.

Y en el caso en el que estás fuera de tu rutina, por ejemplo, viviendo con tus suegros o una situación similar, además de todo lo anterior, tienes que ser en este caso un macho alfa: no dejarte vencer por la timidez, por el miedo a hacer lo que no hacen los demás, a quedar mal con tus suegros o quien sea porque puedan molestarse, con tu mujer o marido o simplemente, pasar de la comodidad que te lo pongan todo por delante y hacer tú el trabajo que deberías haber estado haciendo que es cocinarte tu comida.

Es decirle a todos los residentes de la casa, que debes seguir un plan de alimentación y que vas a cocinarte tú tu comida, aunque hayan puesto ya la comida sobre la mesa, aunque intenta avisarlo con antelación para en este caso no sentirse que rechazas su comida.

Cuando un cliente me dice: es que la que ahora cocina en mi casa es mi suegra o es mi mujer y ha cocinado tal cosa o que llega tarde a casa y come cualquier cosa que pilla porque no quiere ponerse a cocinar. Algo que me tengo que morder la lengua para no decirle: ¿tú qué pasa, no tienes manos para hacer un pescado o carne a la plancha? O ¿no te compensa tu objetivo para hacer una carne a la plancha en la sartén 5 minutos?

Por lo que no te lo hagas puede ser por dos motivos: o porque quieras evitar una discusión con la otra persona, algo que si realmente te importan tus objetivos habiendo realizado el primer ejercicio, será un debate, notificación o discusión que te compensará tener con la otra persona o personas y si te has vuelto tan cómodo que has dejado de hacer ese sacrificio, te ayudará a volver a hacer el esfuerzo y tomar el camino de hacerte tú tu comida que te toca.

Si hay alguna posibilidad que te compense el trabajo y tiempo que hay que invertir para conseguir el físico que deseas, estos ejercicios prácticos te ayudarán a conseguirlo. También puede ocurrir justo lo contrario: que hayas visto que supone un gran trabajo y no te compense para el objetivo a conseguir; si este es el caso, intenta comer la mayoría de la semana saludable y hacer algo de ejercicio al menos, para estar saludable y sin sobrepeso, pero siendo feliz renunciando a dicho objetivo y poniéndole fin porque has descubierto que no te compensa y no es nada malo. Sólo sería malo si estuvieras frustrado porque quisieras conseguirlo, no fueras feliz sin conseguirlo, pero no estuvieras dispuesto a hacer lo necesario para ello. Y desgraciadamente así hay muchas personas que luego son las que cuando tú consigues un buen físico o estás haciendo lo que ellos no son capaces, intentan que no lo consigas con comentarios negativos como ya vimos en otros programas.

Así que por favor, no seas una de esas: o renuncias a ello habiendo conocido y siendo consciente que no te compensa el trabajo a realizar o vamos a por todas a por ello haciendo lo necesario durante años, porque el conseguir un buen físico son años de trabajo con buena alimentación y entrenamiento, no hay otro camino.

Programa anterior de Más que en Forma:

Colesterol: Mitos y Verdades

¿TE HA GUSTADO ESTE PROGRAMA?

Gracias a tus reseñas en iTunes este podcast crece día a día. Si te ha gustado lo que has escuchado y quieres contribuir a hacer que el podcast siga creciendo, déjame una reseña en iTunes haciendo click aquí.

Antonio
Antonio Yuste

Ayudo a ejecutivos con poco tiempo a mejorar su físico, salud y rendimiento con resultados en 15 días

No hay Comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados en este momento.

Uso de cookies

Mi sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Apúntate a la Clase Online
La estrategia que los Tops del Fitness utilizamos para vivir de nuestra pasión
como siempre has deseado y que tú no estás poniendo en práctica
APUNTARME >>
close-link