Mensaje

X

TRANSFORMA TU FÍSICO
TRIPLICA TU RENDIMIENTO

Ahora con la información correcta, podrás tener el cuerpo que siempre has deseado

Únete a más de 30.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos

¿Seguir haciendo caso a tu Entrenador aunque creas que no te va bien su estrategia?

¿Seguir haciendo caso a tu Entrenador aunque creas que no te va bien su estrategia?

¿Seguir haciendo caso a tu Entrenador aunque creas que no te va bien su estrategia?Haz click aquí para no perderte los nuevos programa de Más que en Forma en iTunes. Cada semana un nuevo programa.

En este Programa hablo sobre:

  • Variables a valorar: Resultados y Sostenibilidad
  • 3 Motivos por los que nos puede decepcionar nuestro Entrenador y quién lleva razón: ¿él o nosotros?
  • Cómo detectar cuando un Entrenador o Dietista es un vendehumos y sólo le interesa nuestro dinero
  • Cómo identificar creencias limitantes que tenemos que impiden al Entrenador hacer su trabajo
  • Actitud mental adecuada para que tu entrenador pueda ayudarte con tus objetivos
  • Cuánto esperar para saber si la estrategia que te ha diseñado tu entrenador no es la adecuada para ti

Este programa te va a ayudar tanto si has contratado un profesional, ya sea un dietista, entrenador o ambos, como si estás siguiendo un plan de alimentación y entrenamiento por tu cuenta para decidir si debes seguir con dicha estrategia o si por el contrario, debes cambiarla, para hacer las cosas de otra forma y que te genere mejores resultados y/o de una forma más llevadera.

Aquí hay dos variables a tener en cuenta que habría que valorar:

La primera son los resultados y la segunda es cómo de sostenible y cómo te está afectando el seguir dicha estrategia para esos objetivos que os habéis marcado.

Además de ello, es una vez que vemos el plan de alimentación y entrenamiento que nos propone ese entrenador y dietista que con tanta ilusión nos hace empezar a trabajar el que depositamos nuestras esperanzas para conseguir el físico que queremos. En muchos casos empezamos con alguien que desconocemos que tras hablar con él o ella o nos ha recomendado alguien parece profesional y luego está el o la influencer quien llevamos tiempo siguiendo y admirando.

Si nos decepciona la estrategia propuesta puede ser por varios motivos:

  1. Lo vemos muy simple y nos decepciona. No nos mete miles de suplementos, ni suplementos que desconocemos, o sistemas de entrenamientos que consideramos novedosos o extraños. Vemos un sistema de alimentación y entrenamiento que consideramos básico y convencional y piensas: si esto parece que lo puedo encontrar por internet o hacerlo yo mismo.

Si este es tu caso, estás en un perfil en el que piensas que un buen profesional y los resultados del mismo están en la novedad y desconocido para ti, porque es la evidencia que sabe más que tú y que es mejor que el resto.

Hay entrenadores y dietistas que mandan muchos suplementos y tienes que leer el plan a seguir incluso 10 veces para entenderlo al completo y es tan complejo que para poder seguirlo tienes que revisarlo todos los días.

Otros son tan simples, que con un par de veces que lo leas son fáciles de memorizar y de llevar.

¿Significa que el primero te va a generar mejores resultados que el segundo por tener miles de suplementos, meter muchas comidas, hacer unos entrenos que tienes que controlar variables que hasta ahora no habías controlado y hasta ejecutar una serie se vuelve más complicado y novedoso?

Pues en la gran mayoría de los casos siento decirte que no va a ver una diferencia notable del primero al segundo, e incluso el primero, te puede generar mejores resultados.

Siento decirte que por muchos suplementos que metas, no va a suponer más de un 10% del resultado final y siendo muy generoso, que no hay un sistema de entrenamiento que vaya a producir mejoras que otro, y es más la variación y la intensidad lo que lo va a hacer.

Así que si mi consejo es que estás aquí, es que te dejes llevar por el marketing de muchos entrenadores y dietistas y no valores lo bueno o malo que sea un entrenador por la complejidad y novedad en sus estrategias.

Prueba y date un tiempo para valorar los resultados. E incluso esa persona que no te pone miles de suplementos y estrategias extrañas, puede que ya lo haya probado todo y esté dándote únicamente lo realmente efectivo para generar resultados y no quiera añadir estrés, ni malgastes tu dinero en cosas inútiles sólo para aparentar frente a ti, que te da algo revolucionario mejor que los demás para impresionarte un tiempo y que estés con él lo máximo posible, sin mirar por ti, tu dinero, tiempo y resultados, que es lo más importante.

  1. Con el punto número uno puede pasar justo lo contrario si te hace las cosas demasiado complicadas.

Como sabéis, yo todos los años contrato a los supuestos mejores entrenadores y nutricionistas deportivos a nivel mundial, para ver cómo trabajan otros profesionales, lo que prescriben etc…tanto para seguir aprendiendo como si realmente son tan buenos como aparentan.

Hay muchos de ellos que te lo ponen simple y yo ahí pienso: éste es de los buenos, me puedo fiar de él. Y otros, que te lo hacen tan sumamente complicado que nada más leerlo es un estrés.

Mi consejo es: si te pone 20 suplementos al día, teniendo que tener 20 alarmas, demasiadas comidas al día como para que tu día sea un estrés, si te tienes que levantar antes para hacer cardio y ves que te va a pasar factura, no empieces con esa estrategia porque ya ves que no va a ser sostenible en el tiempo.

Habla con él y dile qué necesitarías modificar para que la estrategia sea sostenible para ti y en la balanza del trabajo a realizar respecto a los beneficios obtenidos se incline hacia realizar el trabajo y no, a no hacerlo.

Está claro que tienes que ser coherente a lo que le pides modificar a tu entrenador y diferenciar de lo que es coherente pedir a modificar y lo que realmente es una falta de predisposición por tu parte para realizar el trabajo que es necesario básico e imprescindible para conseguir resultados.

El pedirle que los fines de semana puedas comer lo que te dé la gana sin ningún control, el entrenar y hacer dieta 8 ó 9 meses al año únicamente, el querer hacer clases colectivas en lugar de entrenamiento con pesas programado y cosas así, está claro que sería imposible conseguir resultados y el físico que quieres.

Pero sí son cosas coherentes y se pueden conseguir resultados si podemos le pides que no hagáis cardio en ayunas, o que no puedes entrenar más de una hora al día, que algunas veces estés de viaje o tengas que entrenar en casa y te dé alternativas, que haya un grupo de alimentos como carne o lácteos o legumbres que no te gusta y si se puede cambiar, que una o dos veces en semana quieras comer lo que te apetezca, que quieres hacer 4 ó 5 comidas en lugar 8, que no puedes hacer 2 sesiones de entrenamiento al día, ni comprar 10 suplementos al mes.

Si pides alguna de estas cosas, o si se te ocurre alguna, pónmelo en los comentarios y te diré si es coherente y si se pueden conseguir resultados modificándolo, y no está dispuesto a modificarlo y te dice que es lo que debes hacer sí o sí, ni empieces con esa persona, pídele la devolución total o parcial del dinero e incluso aunque no lo haga, no continúes y busca otro profesional.

  1. Como tercera impresión negativa puede ocurrir que revises el plan de alimentación y entrenamiento que por tu experiencia o lo que hayas leído, consideres que o el entrenador está obsoleto o no ha tenido en cuenta tu caso personal.

Si por ejemplo no te mete grasas saludables y te pone una dieta ochentera de proteínas y carbohidratos únicamente, te hará dudar de la formación y actualización del profesional, y estás en lo cierto.

Sin embargo, quitando este tipo de casos, puede que confundas lo que tú crees que es lo correcto, que suele ser lo más común, y que estés equivocado, a lo que realmente es, pensando que tu entrenador y dietista es un mal profesional y que te genere desconfianza por las creencias erróneas que tienes.

Te pongo ejemplos: es muy común el pensar que si un entrenador prescribe unas sentadillas, un peso muerto, o incluso un jalón tras nuca, el cliente piense que son lesivos y que no le van a ir bien, y antes de probarlo un tiempo, exigir que se le cambien.

También que quiera hacerlo todo con máquinas en lugar de utilizar pesos libres. O que haga cambios en la dieta pensando que lo que come a nivel de resultados y nutricionalmente es igual.

En este caso, mi consejo es que le comentes a tu entrenador o dietista qué es lo que no te cuadra y que te dé la explicación adecuada.

Cuando esto ocurre hay dos tipos de clientes: el que aún así, sigue rebatiendo toda la argumentación evidencia científica del entrenador o dietista pero sólo alegando que lo dice todo el mundo, o que eso dice la tv o que eso ha leído en internet, sin aportar ninguna evidencia científica. En el que en este caso, si eres así, siempre debes pensar en que cuando afirmes algo o tengas una creencia lo hagas sobre evidencia científica y no “lo que dicen todos”, “lo que escuchas en vídeos de internet” o “lees en blogs”, siempre con evidencia científica detrás y sabiendo los porqués a nivel fisiológico. Sino es así, y tú entrenador sí lo sabe y te lo explica con esa evidencia, tienes que creer que tu entrenador está en lo correcto y lo tuyo era una falsa creencia.

Sin embargo, si tu entrenador no sabe darte esta evidencia explicándote fisiológicamente el porqué y te dice que lo hagas y punto o que es mejor, en fin, una respuesta vaga, puede o que no quiera dártela o que no la sepa y efectivamente esté obsoleto. Por lo que es algo a desconfiar.

Lógicamente, tu entrenador, si tienes alguna duda sobre un plan de alimentación y entrenamiento o tienes alguna falsa creencia, se la puedes comentar, pero recuerda que lo que estás pagando es por una prescripción de entrenamiento y alimentación, no por un curso de nutrición ni entrenamiento personal.

No debes ni puedes enviarle 10 disconformidades al día que tengas con el plan de alimentación y entrenamiento, mandándoles vídeos donde contradicen la prescripción que le has aportado o que tú afirmas que no es correcta la prescripción que te ha hecho, porque ya no sólo porque no es por lo que estás pagando sino porque al final, el entrenador no querrá trabajar contigo si siente que tiene que estar defendiendo tu trabajo ante ti ni tú tendrás la actitud mental necesaria sino vas convencido al 100% que va a funcionar, y esto, incluso con las mejores estrategias del mundo, fracasarás porque no lo harás como debes.

Además de cosas que no te cuadren por lo que has leído o escuchado, tenemos lo que consideras que no te va bien por tu propia experiencia en el pasado y que ya has cogido como verdad absoluta que para ti no es eso.

Por ejemplo, si el pollo consideras que no te sienta bien, o si los entrenos largos tampoco, como hemos hablado que las sentadillas o el peso muerto no son para ti, o cosas así, tienes que entender que en muchos casos, no te ha ido bien en un contexto determinado y que con otras variables y estrategia puede que aunque hagas entrenos largos ahora, si la dieta es la adecuada y el descanso, o periodices los entrenos, ahora te puedan ir muy bien o lo mismo con la comida y que muchos ejercicios requieren un período de aprendizaje, que no los realizabas correctamente o cargabas demasiado peso y ahora te vayan genial.

Por eso, cuando se empieza a trabajar con alguien, estas creencias basada en la experiencia yo las dejaría a un lado y comenzaría el plan propuesto por el entrenador o dietista porque puede que te lleves una grata sorpresa y de otra forma, estarías anclado a un plan rígido que impones que puede que no sea lo mejor.

Esto no quita que tu entrenador te dé facilidades sino puedes comer una fiambrera de pollo con arroz en mitad del trabajo lógicamente y otras cosas similares.

Pongamos ahora que ya comienzas con el plan prescrito. Lógicamente, tú tienes que saber qué objetivos cuantificables buscáis a corto y largo plazo. Ahora, ¿cuánto tiempo esperar para ver que la cosa va bien o no? En un mes ya puedes ver tus sensaciones con el entrenamiento, cómo te sienta la alimentación, suplementación, si vais consiguiendo resultados y a partir de ahí ir transmitiéndole tus sensaciones y que tu entrenador vaya haciendo los ajustes necesarios.

Aquí si estás en el contexto en el que a pesar de tu experiencia has confiado ciegamente en tu entrenador en que un entreno, dieta que no te funcionaba, alimentos, etc…has estado abierto a probarlo ahora con él para ver si obtenías resultados diferentes y las sensaciones no son buenas, lo normal es que tu entrenador vaya cambiando la estrategia relativo a estos síntomas y resultados negativos.

Esto no significa que sea un mal profesional ni mucho menos, tiene que ir conociendo qué es lo que te va bien en concreto en todo y puede que tardéis varios meses hasta afinar a qué te va bien en todo de forma general, aunque siempre habrá que ir buscando la variedad para que el cuerpo siempre siga progresando, pero sobre las pautas que te van bien en todo lo relativo a la nutrición, entrenamiento y suplementación.

Que no te conozca hasta pasados unos meses a fondo qué es lo que te va mejor en todos los campos y estrategia, no significa que no consigáis resultados hasta esa fecha, deberías poder empezar a ver resultados ya pasado un mes al menos, lo que pasa que lógicamente, a medida que vayáis probando y cambiando cosas, los resultados serán cada vez mejores.

En mi caso particular, me van mejor los entrenamientos cortos con mucha intensidad que largos. Con frecuencia 2 en lugar de frecuencia 1, con 4 comidas y un batido, que más comidas, 6 días de entreno en semana en lugar de menos, las dietas bajas en carbohidratos y altas en grasa, el no comer si voy a entrenar con menos de 2 horas de diferencia, las aperturas para desarrollar el pecho en lugar de los press, hacer sentadillas entre 12 y 15 repeticiones al fallo muscular para crear músculo en lugar de 8 o menos que me destrozan las rodillas…y así podríamos seguir hasta el infinito, pero supongo que captas la idea que todo esto el profesional lo va a ir conociendo para optimizar los resultados probando, ya que partirá de tu perfil y una estrategia que suele funcionar a la mayoría, pero irá, o al menos debe, ir haciendo los ajustes necesarios según los resultados y tus sensaciones.

Espero que te haya ayudado este programa para que ya sea por tu cuenta empieces con una estrategia o lo hagas con un profesional, lo que debes hacer, lo que no, cómo detectar si ese profesional es bueno o no es para ti y en el caso que lo sea, tener la actitud mental adecuada y dar el tiempo necesario para que pueda ayudarte a conseguir lo que mejor te funciona y resultados.

Programa anterior de Más que en Forma:

¿TE HA GUSTADO ESTE PROGRAMA?

Gracias a tus reseñas en iTunes este podcast crece día a día. Si te ha gustado lo que has escuchado y quieres contribuir a hacer que el podcast siga creciendo, déjame una reseña en iTunes haciendo click aquí.

Antonio Yuste

Ayudo a ejecutivos con poco tiempo a mejorar su físico, salud y rendimiento con resultados en 15 días

No hay Comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Mi sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Apúntate a la Clase Online
La estrategia que los Tops del Fitness utilizamos para vivir de nuestra pasión
como siempre has deseado y que tú no estás poniendo en práctica
APUNTARME >>
close-link
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Muy buenas.
¿En qué puedo ayudarte?