Mensaje

X

TRANSFORMA TU FÍSICO
TRIPLICA TU RENDIMIENTO

Ahora con la información correcta, podrás tener el cuerpo que siempre has deseado

Únete a más de 30.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos

El Estrés te está matando y no lo sabes

El Estrés te está matando y no lo sabes

Haz click aquí para no perderte los nuevos programa de Más que en Forma en iTunes. Cada semana un nuevo programa.

En este Programa hablo sobre:

  1. Síntomas de Estrés y Ansiedad
  2. Diferencia Sobreentrenamiento VS Estrés
  3. Estrés pasado VS Estrés presente
  4. Guía para minimizar el estrés en tu vida y sanar tu mente
  5. Si quieres que sea tu entrenador: antonioyuste.com/ayudame/

Recuerda que he abierto plazas para que pueda ser tu entrenador y dietista y trabajar 1ª1 de la mano online para diseñarte tus dietas, entrenos y llevarte el seguimiento diario para que consigas tus objetivos físicos y de rendimiento de la forma más rápida, segura y sostenible posible.

Así que si te interesa que trabajemos juntos, reserva tu cita por teléfono conmigo en antonioyuste.com/ayudame/

La gente y profesionales siempre dicen: para tener un buen físico musculado y bajo de grasa son 3 patas: entreno, alimentación y descanso. Y sí, es cierto, pero incluso aunque consigas dormir de 6 a 8 horas al día como tus niveles de ansiedad y estrés sean altos pueden ir pasándote factura y no sólo no consigas nada, sino que incluso caigas enfermo.

Es muy común, y el problema es que la mayoría no entienden por qué ocurre que uno empieza a hacer una dieta y entreno para ganar músculo o definir. Vamos a poner el caso de ganar músculo.

Empieza llevando bien la dieta pero los pocos días o semanas, de repente, llega la hora de comer y no se tiene hambre. Se come, por muy poco que sea, y el estómago se te pone como si estuvieras embarazado de 9 meses durante horas.

Las digestiones se alargan muchísimo.

Si estás en fase de definición, que de repente, te entre un hambre voraz y arrasar con todo lo que te encuentras en tu casa y toda la comida basura se te queda corta. Y no lo entiendes porque siempre has conseguido llevar un plan de alimentación y lo has hecho años anteriores.

A esto se le suma que llegues al entreno sin motivación, que te falta echarte a llorar tras cada serie, con una sensación que se te va a salir el pecho por la boca o que te va a dar un infarto y cuando acabas de entrenar esta sensación se minimiza un poco.

No entiendes por qué algo que disfrutabas y podías hacer sin problemas ahora es una tortura.

Llega la noche y de repente, insomnio, piernas inquietas, te pones a ver la tv, arrasas con todo lo que hay en la nevera y taquicardias continuas. Miras el reloj y queda tan sólo una hora para tener que irte a trabajar.

Y sigues arrastrando esta situación por días y semanas hasta que caes enfermo. Te recuperas, vuelves al gym y te tiras 3 días sin comer porque no te entra nada en el estómago.

A los pocos días caes enfermo con gripe o anginas. Te medio recuperas y empiezas a tener problemas de piel. Vas al dermatólogo y no sabe por qué te ocurre de repente.

La líbido empiezas a tenerla por los suelos, te haces una analítica y todos los niveles hormonales están bien.

Como ves, si te ocurre alguno de estos escenarios no estás en una situación ya no sólo para conseguir mejorar tu físico y rendimiento, sino para ser feliz porque no tienes salud a pesar que todos los marcadores fisiológicos estén bien o al menos, la mayoría aparentemente.

Si has pasado o conoces a alguien que haya pasado o esté pasando por esto, uno de los síntomas puede ser el sobreentrenamiento en niveles muy altos. Pero quitando que fuera esto, la razón es la ansiedad y el estrés de tu vida.

Una muerte de un familiar, una ruptura con tu pareja, un jefe que te hace la vida imposible, una pareja tóxica, unos hijos que no hacen nada más que darte problemas, el tener muchísimas preocupaciones económicas…éstas y muchas otras situaciones pueden generarte una ansiedad y estrés que produzcan estos síntomas.

Y puede que también, como le ha ocurrido a clientes míos, que lleven ya meses en que su vida es un camino de rosas pero que toda esa ansiedad y estrés del pasado aparezca muchos meses o incluso años después.

Piensa que la mente es como cuando un soldado que está combatiendo en la guerra. En ese momento puede tener un disparo en la pierna, desangrándose, sin apenas haber comido, teniendo que quitar la vida a decenas de personas y que en ese momento siga como si nada, pero cuando vuelve a casa, meses después, como lo llaman, el efecto postraumático de la guerra, esto es una guerra también, la guerra de la vida, y cuando la mente y el cuerpo no están en peligro es cuando sale todo lo que has estado conteniendo y luchando para sobrevivir estos meses y años para sanarte.

Entonces, muchas veces, cuando una persona le ocurre todo esto y dice: “si yo no tengo ansiedad ni estrés ahora”. Hay que valorar y analizar la que te ha podido generar en el pasado y hasta que no resuelvas esos traumas o situaciones difíciles vividas, tu mente y cuerpo no sanarán.

Por lo que, ya sea algo que venga del pasado o del presente, qué podemos hacer para salir de esta situación de ansiedad y estrés:

  1. Piensa en todas las cosas de tu pasado y presente que te puedan haber generado ansiedad y estrés.

Si son del presente, piensa una batería de acciones con fecha de implementación para eliminar esta situación. Algunas llevarán tiempo, pero sólo con el hecho de tener un plan e ir llevándolo a cabo, tu mente y cuerpo se irán encontrando mejor.

Para cosas del pasado que te afectaron que no has superado, tendrás que revivirlas y resolverlas. Aquí un psicólogo puede ayudar mucho en esta tarea.

  1. Medita

Al menos 10 minutos al día, ayudará a reducir tus niveles de ansiedad, estrés y que tu cuerpo funcione mejor. Hay miles de tutoriales en youtube para aprender a meditar.

  1. Dormir es clave

La sanación a nivel mental y física viene también descansando. Por eso es clave que mantengas una buena higiene del sueño, te acuestes siempre a la misma hora, a oscuras, sin dispositivos electrónicos en la habitación, al menos dormir 7 horas al día y prueba a tomar triptófano si te cuesta conciliar el sueño.

  1. Ten ocio todas las semanas

El tener ocio con amistades, pareja, familia, hacer cosas que te gusten y no sólo trabajo y obligaciones hará que sanes antes y que tu cuerpo y mente bajen los niveles de cortisol, así que da igual que el banco esté apunto de expropiarte la casa o tengas que trabajar 12 horas, tienes que tomarte tu tiempo de ocio en semana, sino, sólo puedes ir a peor.

Recuerda que muchas veces el que nuestra mente y cuerpo no funcionen correctamente es por un exceso de ansiedad y estrés provocado por diferentes situaciones y que ello nos puede hacer enfermar.

Así que si estás en esta situación aplica esta guía para salir de ahí cuanto antes y poder disfrutar de la vida en lugar de sobrevivir a ella.

Programa anterior de Más que en Forma:

Diferencias hombre Vs mujer en entrenamiento y alimentación

¿TE HA GUSTADO ESTE PROGRAMA?

Gracias a tus reseñas en iTunes este podcast crece día a día. Si te ha gustado lo que has escuchado y quieres contribuir a hacer que el podcast siga creciendo, déjame una reseña en iTunes haciendo click aquí.

Antonio Yuste

Ayudo a ejecutivos con poco tiempo a mejorar su físico, salud y rendimiento con resultados en 15 días

No hay Comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados en este momento.

Uso de cookies

Mi sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Apúntate a la Clase Online
La estrategia que los Tops del Fitness utilizamos para vivir de nuestra pasión
como siempre has deseado y que tú no estás poniendo en práctica
APUNTARME >>
close-link