fbpx

Mensaje

X

TRANSFORMA TU FÍSICO
TRIPLICA TU RENDIMIENTO

Ahora con la información correcta, podrás tener el cuerpo que siempre has deseado

Únete a más de 30.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos

Pensamientos Incoherentes que Destruyen Nuestra Motivación

Pensamientos Incoherentes que Destruyen Nuestra Motivación

Haz click aquí para no perderte los nuevos programa de Más que en Forma en iTunes. Cada semana un nuevo programa.

Pensamientos Incoherentes que Destruyen Nuestra Motivación

 

En este programa hablamos sobre:

  • Estrategia para Conseguir un Cuerpo Fitness
  • Emociones VS Lógica
  • Cómo Identificar Pensamientos Autodestructivos
  • Ejercicio Práctico para Pasar de la Desmotivación por Pensamientos Autodestructivos a la Motivación
  • Visualización del Camino y no sólo la Meta

 

Este 3 de Mayo empezamos con todos los Emprendedores y Ejecutivos que os apuntéis a mi serie de vídeos de entrenamientos gratuitos para ayudaros a mejorar vuestra Productividad, motivación y energía para vuestros negocios y vida personal. Además, vais a recibir consejos gratuitos por whatsapp y en sólo 30 días ya vas a ver cómo mejora tanto tu negocio como tu vida personal eliminando la ansiedad, estrés, tener tiempo libre y que tu negocio crezca.

Para apuntarte tan sólo tienes que entrar a antonioyuste.com/productividad/

Y ahora, seguro que tu mente te ha jugado alguna vez alguna mala pasada cuando te has propuesto conseguir cualquier objetivo. Cuando un objetivo es complejo, o lleva tiempo, normalmente se divide en fases, tareas y tiempo a hacer en cada fase. Y los que se dedican a la rama técnica como los de telecomunicaciones, informáticos o directivos saben de lo que hablo.

Pues en la transformación de un físico no iba a ser menos. Lo largo que es el camino depende de la cantidad de grasa que queremos quitar y de cuánta masa muscular debemos ganar.

 

Este proceso como es fisiológicamente incompatible, el ganar músculo y perder grasa a la vez, se hace siempre en procesos cíclicos durante años donde cuando tengamos un porcentaje de grasa óptimo, ganamos músculo con un superávit calórico durante meses para luego volver a bajarlo quedándonos con esa masa muscular ganada durante el proceso, hasta tener la cantidad de masa muscular que deseamos y ya definitivamente, bajamos el porcentaje de grasa al que deseamos tener.

Como ya sabéis, hay que bajar el porcentaje de grasa una vez que estamos a más de un 15% de grasa porque las ganancias musculares, al empeorar por este porcentaje de grasa el sistema hormonal, se dificulta la ganancia de masa muscular, por eso, se realizan este método reiterativo de ganancia de masa muscular y una vez ganado algo de músculo y subido el porcentaje de grasa, ya que es inevitable, volvemos a bajarlo y así hasta conseguir el cuerpo que deseamos conforme pasan los años.

¿Qué pasa? Que en este proceso de años a nadie nos gusta estar algo más altos de grasa y nuestra mente juega a contracorriente. Es muy común que muchos busquen ganar músculo sin grasa. De hecho es lo más común, pero lamentablemente, sino queremos ir a paso de tortuga y que las ganancias anuales sean mínimas, no es posible. El porcentaje de grasa si queremos ganar músculo inevitablemente va a tener que subir poco a poco, aunque intentemos que la mayoría sea músculo.

Aquí quien suele llevarlo peor son las mujeres. Los hombres normalmente lo asumen, se enfocan y trabajan en ello. Si ya de por sí, el convencer a una mujer de que debe ganar tono muscular y volumen para que luego cuando lo baje se le vea ese cuerpo bonito y tonificado que busca es difícil, porque la sociedad y muchas de ellas, todavía tienen como creencia que un físico bonito, o incluso el peso, es lo más importante y sólo importa la delgadez, muchas veces extremas y cuanta menos masa muscular mejor, cuando ve que el porcentaje de grasa sube algo, muchas pierden el foco y sus pensamientos van contracorriente de los objetivos que buscamos a corto plazo.

Es decir, si estamos trabajando para ganar masa muscular, y lógicamente el volumen corporal aumentará, te llegan comentarios que no está perdiendo grasa, que cada día se ve peor y se entra en una continua desmotivación las 24 horas queriendo pasar a perder grasa inmediatamente.

¿Qué hacemos frente a esto? Si te lleva un profesional antes de transmitirle esto, párate y piensa: ¿para qué objetivos estamos trabajando actualmente a corto plazo? ¿es para ganar masa muscular? ¿cuáles son los resultados que se buscan al ganar masa muscular? Aumentar volumen muscular y tono, entonces primero: los resultados son buenos y exitosos. Segundo, los resultados que quiero conseguir de perder grasa vendrán en la segunda fase, pero previamente tengo que hacer este trabajo aunque no me guste para que haya una mejora.

Este trabajo tenemos que hacerlos nosotros mismos, repetírnoslo y tenerlo presente y saber que los objetivos que queremos no son para los que se están trabajando actualmente. Sino hacemos este pequeño ejercicio educativo a nuestros pensamientos, ¿qué es lo que va a ocurrir? Que vas a estar desmotivada las 24 horas, harás la dieta y entreno sin ganas, incluso lo abandonarás, y si aguantas, lo más seguro que estés todos los días transmitiéndole a tu entrenador o nutricionista que no te gusta cómo te ves, que tienes más grasa, que quieres definir ya, que cuándo vais a definir, todos los días…

Si aunque tu nutricionista te vuelva a recordar los objetivos a corto plazo para los que estáis trabajando y por qué es necesario y aún así, sigues buscando los objetivos de perder grasa que vendrán más adelante en la fase de ganancia de masa muscular y las conversaciones con tu entrenador día tras día entran en un bucle sin fin reiterativo respecto a ese malestar, no podréis conseguir transformar tu físico, ya que o tú no aguantarás, o tu nutricionista al final o te abandonará como clienta y te dirá que no te puede ayudar o peor, cederá y te dirá, vale, vamos a perder grasa y nunca podáis mejorar el tono muscular teniendo un físico que no es el que desea de por vida.

 

Así que si te encuentras con este tipo de pensamientos, tienes que pararte a pensar en qué objetivos y resultados son para los que estás trabajando a corto plazo y aunque no te guste tu aspecto físico actual porque te gustaría estar más baja de grasa, es algo temporal y necesario. No se puede construir una casa sin poner los cimientos. No es nada bonito los cimientos de una casa, queda mucho mejor cuando está pintada y decorada, pero los necesitas sí o sí para que al final luzca bien.

En el lado contrario tenemos también otro pensamiento que también desde el razonamiento es incoherente, que no significa que no sea razonable, porque los seres humanos somos emocionales también y muchas veces sólo sentimos pero no analizamos con la razón y la lógica, por eso es importante hacerlo en estos casos, para valorar e incluso desechar pensamientos y emociones que no son veraces que nos autodestruyen. Es el de: no he perdido grasa o no he ganado músculo en estas semanas, estoy estancado. Hasta aquí si alguien te dice esto pensarías: bueno, ¿qué está fallando no?

Pero cuando esa persona ni ha entrenado ni ha hecho la dieta en un par de semanas, seguro que se te viene a la cabeza entonces un “bueno, ¿entonces de qué te quejas no?”. Pues es mucho más común de lo que crees. Aquí igualmente, antes de quejarte al profesional que te lleve o incluso comentarlo a las amistades, párate y piensa que no puedes quejarte y menos estar desmotivado, porque además, te comentan que están desmotivados porque esas 2 semanas no han conseguido resultados, sino se ha realizado el trabajo necesario para conseguir resultados.

Y aunque a algunos penséis que no habrá muchas personas que puedan pensar y quejarse pese a no haber realizado el trabajo y no haber conseguido resultados, las hay y muchas, por eso, hay que razonar si nuestros pensamientos son coherentes con las acciones necesarias para conseguir resultados y si las hemos hecho.

Otro pensamiento que también a muchas personas les genera desmotivación algo menos extremo, es el de las personas, que han hecho la dieta más o menos, porque algunos tampoco la han hecho al 100% pero durante una semana o más no han entrenado y dicen también de estar estancados y no haber conseguido resultados.

 

Para ganar músculo, sin entreno no hay una señal que indique al cuerpo adaptarse y crear músculo, por muchos nutrientes que tenga, así que sin entreno no hay ganancia de masa muscular, así de simple.

 

Para perder grasa, aquí depende del déficit establecido en la dieta. Si tienes un plan de alimentación normocalórico y se genera el déficit con el entrenamiento, es normal que no se pierda grasa sino se entrena o aunque la dieta tenga un ligero déficit, sea menor sino se entrena, así que tenemos que racionalizar e interiorizar siempre que no podemos estar desmotivados por no haber conseguido un 100% de los resultados esperados si hemos hecho el 50% del trabajo o menos.

Espero que si alguna vez te encuentras con estos pensamientos autodestructivos sepas ya analizarlos y que no vuelva a ocurrir sabiendo cómo poner foco y recuerda que si eres un emprendedor o empresario que deseas mejorar tu productividad, motivación y energía para mejorar tu negocio y tener más tiempo libre, todavía estás a tiempo de apuntarte a mi serie de vídeos de entrenamientos gratuitos en antonioyuste.com/productividad/

 

Programa anterior de Más que en Forma:

 

¿TE HA GUSTADO ESTE PROGRAMA?

Gracias a tus reseñas en iTunes este podcast crece día a día. Si te ha gustado lo que has escuchado y quieres contribuir a hacer que el podcast siga creciendo, déjame una reseña en iTunes haciendo click aquí.

Antonio
Antonio Yuste

Ayudo a ejecutivos con poco tiempo a mejorar su físico, salud y rendimiento con resultados en 15 días

No hay Comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Mi sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies